ZACATECAS

Por si fuera poco la ingesta de bebidas embriagantes es común en cada partido y nadie pone orden.

Otra pelea campal en la final de la Liga Municipal de Zacatecas

La final de la Intermedia A también finalizó en batalla campal. No hubo campeón en la Categoría Mayor.

   Cesar Torres Báez / 29 de octubre 2017

La fiesta máxima del fútbol en la capital del Estado entre los equipos de Grúas Escobedo y Olimpic en la Liga Municipal de Fútbol de Zacatecas, se vio empañada este fin de semana cuando al calor de la pasión y la ingesta de bebidas embriagantes, se levantaron las pasiones y una parte de la afición de ambos equipos ingreso al campo y se dieron conatos de violencia, por lo que el silbante Sergio Domínguez determinó suspender el partido.

El partido llegó a los noventa minutos con empate a un tanto por ambos escuadras, en una disputada y apasionada final, donde una vez más se hace notar que la Liga no ha tomado las medidas correspondientes para evitar este tipo de incidentes, pues no hay ni seguridad privada, ni pública en los cotejos.

Por si fuera poco la ingesta de bebidas embriagantes es común en cada partido y nadie pone orden.

El partido fue emocionante de principio a fin en un ir y venir de ambos equipos, la afición disfrutaba al máximo cada llegada de sus equipos, fue la oncena de Olimpic quien se puso al frente del partido cuando al minuto 30 puso ade3lante a su equipo y el sueño de alcanzar el máximo trofeo, para así irse al descanso del medio tiempo.

En la parte complementaria, los de las Grúas se fueron con todo al ataque, pero si perder el orden y fue al 75 cuando Edgar Frausto igualó el marcador.

La presión continuó por parte de los ahijados de Pipo Escobedo, casi al finalizar el partido estuvieron a punto de cuajar la juagada cuando en un desborde por la banda derecha otra vez Frausto se encuentra el balón cabecea y milagrosamente es apenas desviado a tiro de esquina por la defensa a unos centímetros de que ingresara.

No hubo nada para nadie, pues el árbitro central Sergio Domínguez decretó el final del partido regular.

Sin embargo cuando los equipos tomaban un respiro para comenzar los tiempos extras se hicieron de palabras el portero del Olimpic y el delantero de Grúas, pero la porra de Olimpic ingreso al terreno agrediendo al jugador, la situación fue tranquilizada pero los ánimos seguían caldeados y volvían a darse conatos de violencia, hasta una botella voló y descalabró a un aficionado, por lo que la tripleta arbitral decidió suspender definitivamente el partido.

Será la directiva de la Liga Municipal de Zacatecas quien determine lo que va a proceder, o se reanudan los tiempos extra entre los dos equipos o se decreta que por primera vez no habrá campeón en la máxima categoría del fútbol de los zacatecanos.

 

 

Contacto

Noticias de Zacatecas

También nos puedes seguir en: